Odontopediatría

Odontopediatria

Odontopediatría en Indenta

En Indenta nos tomamos muy en serio la salud bucal de nuestros Pacientes más pequeños.
Si busca un Dentista de niños en Alicante, Indenta es su clínica. Nuestra Odontopediatra es una excelente especialista con dedicación exclusiva a la Odontología Infantil. Tanto ella como su equipo manejan correctamente las situaciones de ansiedad que inevitablemente se presentan cuando un menor tiene que acudir al Dentista.

Es importante comenzar la limpieza de las encías desde el nacimiento, una vez al día, aprovechando el momento del baño. Se debe comenzar la higiene bucal con la erupción del primer diente de leche (alrededor de los 6 meses), dos veces al día. Se realizará con una gasa húmeda o con un dedal de silicona para limpiarle los dientes, encías, lengua, carrillos y paladar.

Si está embarazada no dude en consultarnos, pues atenderemos sus dudas sobre su cuidado dental durante el embarazo y le enseñaremos como cuidar los dientes del bebé cuando nazca.

A partir de 1 año, cuando el bebé ya tiene los dientes de leche, pasaremos a un cepillo infantil.

Si tu bebé no se despierta a comer durante la noche ni come dulces, puedes realizar el cepillado solo con agua. En caso contrario, debes usar pasta dental de 1000ppm de flúor en cantidad “granito de arroz”.

Para mantener una boca sana desde la infancia hasta la edad adulta, recomendamos realizar una consulta con nuestra Odontopediatra antes del primer año de vida de tu bebé. Recuerda que tu bebé irá al dentista para no tener nunca Caries, no para curarlas. Nuestros consejos y asesoramiento tempranos le ayudarán a tener todas las herramientas para lograrlo.

Nuestra Odontopediatra revisa la salud bucodental y detecta problemas en los dientes de leche. Además enseña los hábitos de higiene bucodental a seguir.

Estas visitas deben realizarse cada 6 meses.

Entre los 5 y los 7 años, se recomienda complementar la visita a la Odontopediatra con la revisión por nuestra Ortodoncista de los dientes temporales, pues pueden aparecer alteraciones esqueléticas en el desarrollo del menor que pueden afectar su estética facial y funcional que deben tratarse lo más pronto posible, pues a estas edades el hueso es todavía maleable. Si falta espacio o se ha perdido una pieza, son situaciones que muchas veces el Paciente desconoce, lo que puede ocasionar problemas mayores en el futuro.

Lo más importante es prevenir. Para detectar los problemas odontológicos, es muy importante realizar revisiones periódicas a los niñ@s.

Queremos que nuestros pequeños Pacientes vivan una experiencia en su visita al dentista por lo que les enseñaremos cómo y cuándo deben cepillarse los dientes y les premiaremos para que afronten mejor la experiencia.

Pida cita con la Dra. Silvia Rodríguez en Indenta, para una primera valoración gratuita.

El Estudio, Diagnóstico y Planificación del Tratamiento de nuestros Pacientes más pequeños se coordina por nuestra Odontopediatra y nuestra Ortodoncista.

En la revisión se aplicará, si procede, una fluorización y se sellarán posibles fisuras molares.

Tenemos especial cuidado en el momento de la Erupción de Dientes. La vigilancia y trabajo en equipo entre nuestra Odontopediatra y nuestra Ortodoncista le aseguran el mejor seguimiento profesional y los mejores consejos en caso de necesidad de un tratamiento de Ortodoncia.

Le invitamos a que descubra todos nuestros servicios y a que nos visite con su pequeño cuanto antes. Los hábitos de salud oral son fundamentales para tener una boca sana en un futuro.Y no se olvide, su primera visita es gratuita.

Higiene bucal en la Infancia

Una mala higiene bucal en un pequeñ@ puede tener consecuencias muy negativas en su salud bucodental en el futuro.

Los dientes recién erupcionados son muy susceptibles de sufrir una Caries.

9 de cada 10 Caries que una persona tiene en su vida se produzcan en personas menores de 16 años.

Los padres tienen que enseñar a sus hij@s a cepillarse los dientes y lograr que lo hagan después de cada una de las 3 comidas y, sobre todo, antes de irse a dormir, para que disfruten de una buena salud bucodental. Y lo deben hacer cuando al niño ya le han salido la mayoría de los dientes de leche, a los 2 años.

¿Cómo estimularlos?

  • Estar con ellos cuando lo hacen y practicar a la vez, como si fuera un juego, al menos durante 2 minutos.
  • Enseñarles que tienen que limpiarlos tanto en la cara externa como en la interna de sus dientes, con movimientos de arriba a abajo y movimientos cortos en los molares.
  • También hay que cepillarse la lengua pues es foco de bacterias, de detrás hacia delante.
  • Que su cepillo sea atractivo, con su color favorito, pero cumpla con lo que se requiere a un cepillo infantil: que sea propio, suave y con un cabezal corto.
  • Que moje su cepillo en agua y ponga un poquito de pasta infantil apta para su edad, con flúor, que previene el deterioro de los dientes y la formación de Caries.
  • Hay que enseñar al niñ@ a no comer tras el cepillado.
  • Facilíteles un estuche para que se laven los dientes en el Colegio. Y renueve el cepillo cada 3 meses.
  • Le recomendamos realizar una sesión con nuestra Odontopediatra que evaluará su Higiene Dental y formará al menor en la técnica de cepillado correcta, pues muchos adultos la desconocen.

Hay que tener paciencia, seguro que aprenden rápido. Con la edad, cuando los espacios entre los molares comienza a cerrarse, se les podrá instruir en el uso de la seda dental y del enjuague bucal tras el cepillado de noche, siempre que sea sin alcohol y que no tiña el esmalte.

Un chicle no suple una limpieza de dientes, si bien, si es un chicle sin azúcar, masticarlo tras la comida, nos genera saliva en boca que reduce las bacterias que se originan tras la ingesta de alimentos.

Tratamientos de Odontología Infantil

Caries

La Caries es la enfermedad crónica infantil más común y puede producirse desde que aparecen los primeros dientes en la boca del niño.

Una Caries en diente de leche puede causar dolor e infectarse y como hay molares de leche que no se recambian hasta la pubertad, los nuevos dientes que ya han salido son más vulnerables a infectarse por Caries.

Se debe evaluar el riesgo de Caries del niño y aplicar medidas preventivas adecuadas según el riesgo para mantener o mejorar la salud oral.

Nuestra Especialista, con un análisis radiográfico, detecta sin problemas las posibles Caries y establece:

  • Tratamientos preventivos, como son las fluorizaciones o los sellados de fisuras.
  • Obturaciones o empastes en las piezas dentarias, si la Caries ya está en un estadio avanzado.

La Higiene Bucal es lo más importante para prevenir la aparición de Caries, pero también es importante la vigilancia de su dieta, que sea sana, con mucho control de alimentos que contienen azúcar ya que éstos ayudan a que la infección prolifere.

La Caries también puede tener un origen genético y afectar a la boca aunque los hábitos sean los adecuados.

¿Cómo detectar la Caries?

La Caries se va generando lentamente en el tiempo por lo que es muy importante la visita al Odontopediatra con regularidad cada semestre.

Sin embargo, usted puede controlar ciertos Síntomas:

  • Si el esmalte del diente está afectado, se destruye un diente o aparece una cavidad en el mismo
  • Cambios extraños de color del diente
  • Mal Aliento
  • Dolor de dientes al ingerir dulces o bebidas frías o calientes
  • Si aparece un Flemón con aparición de pus por la infección
  • Revise las muelas pues al utilizarse para masticar son los dientes que tienen más posibilidades de resultar afectados por Caries.

Selladores dentales

La Placa Bacteriana que origina la Caries se acumula en las muelas porque su superficie es rugosa y tiene ranuras, lo que dificulta eliminarla incluso con el cepillado habitual.

Los Selladores Dentales llevan muchos años demostrando que son eficaces en la prevención de la Caries al sellar esas irregularidades que impiden que las bacterias perjudiquen a los dientes.

Los dientes de los más pequeños son los más vulnerables a la Caries porque su esmalte es inmaduro, en plena formación. Además de cuidar una correcta Higiene Bucal, la mejor manera de defenderlos son los Selladores Dentales que los protegen y la Fluorización que les da fortaleza.

Por lo tanto, debe aplicarse un Sellador Dental cuando aparecen las molares permanentes, que suele ser, aproximadamente, a los 6 años.

En Indenta, nuestra Odontopediatra realiza este tratamiento se Selladores Dentales en Alicante de manera habitual mediante la aplicación de un fluido que endurecemos hasta crear un recubrimiento que protege los dientes, sellándolos.

El resultado es espectacular, pues reduce la incidencia de Caries en estos dientes en más de un 50% de los casos.

Y si el Paciente tiene una Higiene bucal correcta pueden durar más de 5 años, sobre todo si se cumple con visitas periódicas al Odontopediatra que revisará que el Sellador se mantenga en buenas condiciones.

Fluoración

El uso de Flúor ha demostrado ser muy beneficioso para combatir la Caries porque ataca las bacterias que la originan, remineraliza el diente, y le proporciona mayor resistencia y así protege su esmalte.

Los dientes de los más pequeños son los más vulnerables a la Caries porque su esmalte es inmaduro, en plena formación. Además de cuidar una correcta Higiene Bucal, la mejor manera de defenderlos son los Selladores Dentales que los protegen y la Fluorización que les da fortaleza.

En Indenta realizamos campañas todos los años de Fluorización Infantil en Alicante.

Es muy recomendable realizar al menos una Fluorización anual a partir de los 6 años.Se trata de un sencillo tratamiento que se aplica mediante una solución o gel.

Además, disponemos de materiales de última generación en Odontopediatría, Clinpro tooth creme de 3M, con fosfato tricalcico, que con el mismo objetivo de prevención de Caries, nos permiten ofrecer alternativa al flúor.

El complemento de apoyo tras la Fluorización en clínica lo aporta un buen dentífrico y/o enjuague bucal sin alcohol con flúor.

Dosis excesivas de Flúor administradas sin el correcto control por parte de un Especialista a través de los múltiples productos que lo contienen, puede ocasionar serios problemas al Paciente, no siendo en absoluto recomendable el exceso de flúor en menores de 6 años ya que al no tener su esmalte dentario definitivo, este producto puede ocasionar manchas permanentes de color marrón.

Pasados los 6 años, ya está formado el esmalte dentario de todos los dientes (a excepción de la muela del juicio) aunque no estén todavía en boca y ya no hay riesgo de manchas.

La Fluorización también es muy beneficiosa para adultos con problemas de Enfermedad Periodontal ya que previene aparición de Caries, ayudando a eliminar la sensibilidad al frío.

Traumatismos dentales en la infancia

Un golpe en los dientes debe ser tratado por un Odontopediatra que diagnostique el tratamiento a seguir.
Conserve el diente fracturado en suero por si pudiera utilizarse en la restauración. Y si sale entero, sujételo por la corona sin tocar la raíz y lávelo con agua corriente, y consérvelo en saliva o con suero salino.

Los golpes no siempre son visibles, pues pueden afectar a la raíz. Por eso, si su hij@ ha sufrido un traumatismo que pueda haber afectado a la boca debe acudir sin falta al Dentista porque cuanto más tarde en solucionar o recolocar el diente las posibilidades de curación disminuyen, pudiendo aparecer otras problemáticas.

Si ocurre con un diente de leche, el golpe puede afectar al diente por salir, por lo que es importante un examen clínico y toma de radiografías.

Si ocurre con un diente definitivo, la Odontopediatra, en coordinación con la Ortodoncista si fuera necesario, buscará la mejor solución, con lo que aumenta la posibilidad de conservar la vitalidad del diente y le previene de futuros tratamientos que resultarán más caros y pesados.

La Odontopediatra detectará si hay más fracturas que las aparentes y extraerá cualquier fragmento que se pueda alojar en otras partes de la boca.

Aftas y herpes bucal

Las Aftas son llagas que aparecen en la boca de los niños por múltiples causas y que, sobre todo en bebés que no tienen la capacidad de quejarse, les genera gran molestia.

Las manchas blanquecinas provocadas por las Aftas a veces aparecen en la lengua, pero normalmente lo hacen en los costados de la boca.

El Herpes Bucal es un virus que origina una infección que afecta a labios, boca o encías.
Se manifiesta mediante unas pequeñas ampollas, conocidas como Calenturas, con una sintomática de picores en labios y ardor en labios e interior de boca.

Una vez el Paciente se ha infectado, el Herpes Bucal le seguirá afectando toda la vida cuando se enfrente a situaciones que lo desencadenan:

  • Fiebre
  • Nervios
  • Emociones.

Si aprecia que su hij@ padecen este problema de manera habitual afectando a su boca, no dude en consultar con nuestra Odontopediatra que determinará su origen y establecerá un tratamiento adecuado que evite problemas más graves.

Gingivitis infantil

Si detecta que a su hijo le sangran las encías al comer o al cepillarse los dientes, o tiene las encías enrojecidas o inflamadas, es probable que sufra de esta infección.

Habitualmente la Gingivitis Infantil la ocasiona la acumulación de placa bacteriana en dientes y encías, básicamente por una deficiente Higiene Bucal.

Por ello es muy importante enseñar a los nin@s buenos hábitos de Higiene Dental. Además, es muy importante realizar una Revisión odontológica cuando sus dientes de leche ya son visibles.

Nuestra Especialista le reforzará en sus conocimientos a la hora de limpiarse los dientes y encías.

Curar una Gingivitis Infantil se logra eliminando la Placa Bacteriana y la irritación ocasionada, y, a posteriori, manteniendo una buena Higiene Oral con la supervisión del Odontopediatra mediante visitas semestrales.

Pulpectomía - Pulpotomía

Estos tratamientos tienen como objetivo mantener sanos y vitales los tejidos orales que dan soporte a los dientes que se hayan visto afectados por una Caries o un Traumatismo Dental con el fin de mantener la funcionalidad correcta del diente.

Se conoce como Pulpotomía la eliminación parcial de la pulpa (nervio del diente) y Pulpectomía es su eliminación total.

Nuestra Especialista, una vez diagnosticado el problema, realiza una exploración clínica y radiológica al Paciente para diseñar el tratamiento idóneo si es necesario realizar la Pulpotomía o Pulpectomía.

El tratamiento dura unos 30 minutos y consiste en eliminar la pulpa manteniendo los tejidos orales vitales, plenamente funcionales y libres de inflamación. A posteriori, se realiza la restauración para evitar filtraciones.

Es un tratamiento que no causa dolor pues utilizamos Anestesia Local.

Tras el tratamiento el niñ@ puede realizar vida normal.

Es muy importante que acuda cuanto antes al Odontopediatra si detecta esta enfermedad pues la extensión de la infección inicial va a determinar la rapidez en la solución del problema de su hij@.

Aunque sean dientes de leche, nuestra recomendación es conservarlos porque son necesarios para una buena masticación y mantienen el espacio entre dientes lo que favorece una erupción correcta de los dientes definitivos.

Cirugía de frenillo lingual

Es habitual que los Frenillos linguales y labiales de los niñ@s sean excesivamente cortos.

Los Frenillos son los pliegues de la mucosa que unen superficies anexas. Si son muy cortos, pueden ocasionar problemas en el habla, movimiento de dientes, problemas en las encías, etc. Este defecto, de no arreglarse, puede causar mayores problemas cuando nos hacemos mayores.

Un Frenillo labial inferior corto dificulta una Higiene Bucal correcta y como consecuencia de ello pueden derivarse una retracción gingival y Gingivitis.

Un Frenillo labial superior es problemático si es grueso en exceso pues si se inserta cerca de los incisivos puede provocar una separación demasiado grande entre los 2 incisivos, pudiendo, en casos muy severos, dificultar el movimiento del labio superior, con los consiguientes problemas en el habla.

Un Frenillo lingual excesivamente corto, puede dificultar al niñ@ elevar la punta de la lengua lo que puede ocasionarle defectos al pronunciar algunos fonemas, si bien sólo reviste gravedad si el ñiñ@ no es capaz de sacar la punta de la lengua más allá de los dientes. También dificulta la lactancia y la deglución, lo que puede afectar al crecimiento del maxilar superior y crear alteraciones en la mordida.

En Indenta somos especialistas en resolver este defecto con una cirugía sencilla sin sutura que realizamos con anestesia local. Con ella resolvemos los problemas de posición y movilidad de los dientes, evitamos traumatismos habituales en niños y solucionamos problemas del habla que pudiera tener el niñ@.

En ocasiones esta cirugía es el primer paso de la solución del problema, pues si no consigue cerrar el espacio entre los incisivos superiores, será necesario realizar un tratamiento de Ortodoncia.

Bruxismo infantil

Hoy en día muchos niñ@s rechinan o frotan sus dientes lo que produce un sonido que es fácilmente detectable por sus padres, sobre todo mientras están dormidos.

Este problema viene desencadenado por el exceso de utilización de videojuegos, demasiadas horas frente al televisor y otros muchos estímulos a los que se ven sometidos los más pequeños cada día que les generan estrés.

En los niñ@s es frecuente que aparezca el Bruxismo durante la dentición de leche y el período de cambio de dientes de leche a dientes definitivos.

En realidad, este fenómeno acompaña la dentición y estimula la formación muscular y ósea de los huesos del rostro. De hecho, este hábito suele desaparecer apenas salen las muelas y los incisivos permanentes.

Respiración oral

Lo natural es que el niñ@ respire por la nariz, pero a veces puede que se respire por la boca lo que puede producir efectos negativos en el futuro.

El origen de la Respiración Oral puede ser por un hábito adquirido, pero muchas veces tiene otras causas, como:

  • un crecimiento mandibular incorrecto
  • problemas de mordida cruzada
  • un paladar estrecho
  • grandes incisivos superiores
  • problema de encías,…

Nuestra Especialista detectará el problema y solucionará el problema evitándole problemas en el futuro.

Deglución atípica

Este problema tiene su origen en muchos casos por Chuparse el Dedo o un Exceso de Chupete. Supone que la lengua o los labios no funcionan correctamente en el momento de tragar.

Una maloclusión dental, y en particular, una mordida abierta responden a una deglución incorrecta de los alimentos o de la propia saliva.

Al crecer, si se traga de manera correcta, la lengua debe ir presionando el paladar lo que lo acaba ensanchando. Si la lengua lo que hace es empujar los dientes, acaba ocasionando una oclusión deficiente que deberá tratarse.

En Indenta le proporcionaremos consejos y técnicas de logopedia para tratar un caso sencillo y le pondremos en contacto con una Logopeda experta en solucionar estos problemas de deglución.

Chuparse el dedo y exceso de chupete

Chupar el dedo durante mucho tiempo interfiere con el desarrollo correcto de la boca y la alineación de los dientes.

Si el menor mantiene este hábito más allá de los 2 años, ejercerá una presión en la parte superior de su boca, lo que acabará deformando sus dientes superiores. Las consecuencias de esta práctica son daños dentales por la presión del dedo.

Los cuatro dientes frontales se van a desplazar hacia fuera y hacia delante. Además, el paladar se vuelve alto y angosto.
También puede generar alteraciones en los patrones de Deglución: al pasar saliva se apoya la lengua contra el paladar, ocasionando que la lengua no quede en buena posición.

Causa algunos problemas de deglución y ocasiona una deformación del maxilar y un desplazamiento de los dientes hacia delante.

Lengua blanca

Si la lengua del menor pierde su color rosado de manera habitual y adquiere un tono blanquecino puede ser consecuencia de varias causas:

  • Una alimentación deficiente con exceso de azúcar y grasas saturadas
  • Respiración por la boca en vez de por la nariz
  • Una Higiene Bucal incorrecta
  • Consecuencia de toma de medicamentos

Es importante que se revise y, si es necesario, se trate por un Especialista.

Halitosis infantil

Normalmente, el origen del Mal Aliento en niñ@s lo ocasiona una mala Higiene Bucal, que suele derivar en la aparición de Caries.

Solucionar este tipo de Halitosis Infantil en Alicante es tan sencillo como programar una visita con nuestra Odontopediatra.
Curaremos su Caries y enseñaremos al menor cómo debe realizarse una buena Higiene Bucal Infantil a diario.

El mal aliento matinal no reviste más problema que una buena limpieza de los dientes, pues su origen está en la falta de saliva mientras dormimos que ayuda a que tengamos mal aliento.

Si a pesar de solucionar el problema dental el Mal Aliento no se elimina, puede que este tipo de Halitosis Infantil tenga su origen en un problema que deberá estudiar su Pediatra.

Dirección

Clínica Dental Indenta
General Lacy, 8; Entlo - C.P. 03003 Alicante

Teléfonos

965 20 22 23
965 21 40 16
630 104 286 | Русская ен Атенцыóн

Whatsapp

628 26 54 79

E-mail

clinica@indenta.es

Horario ininterrumpido

De 9 a 20 horas

Síganos en: