Tratamiento preventivo en Odontopediatría

Tratamiento preventivo en odontopediatria
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

La Odontopediatría es la especialidad de la odontología que se dedica a la salud bucal de los niños desde la infancia hasta la adolescencia.

La Sociedad Española de Odontopediatría recomienda que la primera visita dental del niño al odontopediatra se haga, como muy tarde al cumplir los dos años de edad.

De este modo, el odontopediatra logrará que el niño se familiarice con el ambiente dental para que su actitud sea positiva frente al tratamiento, consiguiendo su cooperación y confianza para de este modo lograr que sea una experiencia positiva para el niño, además de permitir que mantenga una cavidad oral libre de caries y prevenir otras patologías orales, así como asegurar un correcto desarrollo.

En la visita al odontopediatra se evaluará el riesgo de caries del niño y se aplicarán medidas preventivas adecuadas según el riesgo de caries para mejorar, o bien mantener, un buen nivel de salud oral.
Estas medidas preventivas pueden ser la aplicación de flúor en gel o en barniz y la realización de selladores oclusales en los molares permanentes.

La aplicación de flúor incrementa la resistencia del esmalte de los dientes a los ácidos que producen las bacterias, que son el origen de las caries.

Es un tratamiento preventivo que realizamos en Clínica Indenta mediante la colocación de unas cubetas con gel de flúor que se colocan en la boca del niño durante dos minutos y nos ayudan a la fluorización de las piezas dentales. Es un procedimiento sencillo e indoloro. Posteriormente, el niño no debe ingerir alimentos ni líquidos durante 30 minutos.

Odontopediatría en Alicante.

Por otra parte, a los niños más pequeños debido a un control inadecuado, por parte del niño, del reflejo de deglución, aplicamos flúor en barniz. El barniz de flúor es una capa protectora que se pincela sobre los dientes a fin de prevenir la caries. Es pegajoso, de modo que se adhiere a la superficie de los dientes con facilidad. El niño no debe ingerir alimentos ni líquidos durante 1 hora tras la aplicación del barniz de flúor.

Otro tratamiento preventivo es realizar selladores oclusales en los molares permanentes. Estos molares hacen erupción en la cavidad oral a los seis años y erupcionan por detrás del último molar temporal; a esta edad los niños no han desarrollado la suficiente destreza manual para poder acceder de manera adecuada a estas piezas dentales, por lo que suelen aparecer caries y por ello es importante la prevención.

El sellador oclusal es un material fluido que se coloca en las fosas y fisuras susceptibles al desarrollo de caries. Este material actuará de barrera por su unión al diente, evitando el acceso de las bacterias, además de facilitar la limpieza de los dientes donde se colocan.

Los selladores son efectivos mientras permanecen colocados correctamente, por lo que es aconsejable acudir a revisiones periódicas con el odontopediatra para revisarlos.

Dentistas en AlicanteMás artículos de Clínica Dental Indenta