Consejos tras una extracción dental

consejos tras la extraccion dental
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Tras la extracción de una pieza dental se deben seguir unos sencillos consejos para que en la zona de la pieza extraída cicatrice adecuadamente. Para la cicatrización correcta de la encía es necesario que se forme un coágulo que cubra el alvéolo que nos queda tras la extracción.

Qué se debe hacer:

1.- Tomar la medicación que nos haya aconsejado nuestro dentista, habrá casos en que nos prescribirá antibióticos, calmantes, y antiinflamatorios, y en otros casos sencillamente con un antiséptico oral será suficiente.
2.- Haga reposo relativo las primeras 24 h las primeras 24 horas tras la extracción. Es conveniente también que duerma con la cabeza levantada elevando ligeramente la cama, o con dos almohadas.
3.- El sangrado se controla con la compresión de la herida presionando una gasa entre los dientes. En algunos casos si el doctor le ha realizado sutura de la herida habrá que retirarla a los 10 días. Es normal que tras una extracción la herida sangre un poco, Si es así y vuelva coger una o dos gasas dóblelas y haga presión fuerte durante una hora. Si el sangrado es abundante consulte a su dentista.
4.- A partir de las primeras 24 horas ya se puede enjuagar para limpiar y desinfectar la herida, su dentista le prescribirá el colutorio más adecuado y en ocasiones es suficiente enjuagarse con agua tibia y sal.
5.- La dieta debe ser blanda durante unos días, esto depende del tipo de extracción, cuanto más laboriosa haya sido, y si llevamos muchos puntos de sutura debemos evitar alimentos que nos puedan molestar. Siempre es aconsejable evitar comidas calientes picantes durante unos días.
Es aconsejable tomar alimentos fríos las primeras horas. Los helados, y los zumos fríos alivian las molestias iniciales.

Qué se debe evitar:

Tras una extracción dental se debe evitar tomar comidas calientes o incluso comer antes de que se pase el efecto de la anestesia, pues existe el riesgo de morderse el labio. Como hemos comentado antes evite comidas calientes y picantes los primeros días. Es absolutamente aconsejable no fumar así como no tomar bebidas alcohólicas las primeras 24 horas.

Si el dolor dura una semana más o menos y va mejorando gradualmente no hay que preocuparse. Puede consultar con su dentista para que le recete calmantes más fuertes si los necesita.

Si transcurridas 48 horas el dolor se vuelve más intenso es que algo no ha ido bien y debería consultarlo con su dentista. Esto puede ser un síntoma de osteítis alveolar aguda (alveolítis o alveolo seco).

En la Clínica Indenta, nuestro equipo de odontólogos y cirujanos maxilofaciales, le daremos instrucciones precisas y aconsejaremos qué medicaciones debe tomar, así como los antisépticos a utilizar para la cicatrización óptima tras la extracción.

Eduardo Sirvent Blanquer