¿Cuándo cambiar los empastes antiguos? ¿Blancos o metálicos?

empastes dentales
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Básicamente existen dos tipos de empastes:

  • empastes de amalgama de plata o metálicos,
  • empastes de resina o composites.

Históricamente los primeros en la historia reciente de la odontología que se usaron fueron los de amalgama de plata que era una mezcla de limaduras de plata y mercurio. Posteriormente comenzaron a utilizarse diferentes tipos de empaste blancos desde los antiguos silicatos a las más modernas resinas de composite.
La respuesta a cuando se debe sustituir un empaste antiguo por otro nuevo es muy sencilla, cuando el empaste esté deteriorado, filtrado o roto, se observe filtración por caries, o tras estudio radiográfico se pueda detectar un área en las raíces de los dientes, en cuyo caso sería necesaria una endodoncia.


Hubo una controversia con los empastes de amalgama de plata, o metálicos por el contenido de mercurio de los mismos el Mercurio es tóxico y hay dos opiniones algunos indican que el Mercurio no tiene riesgo para la salud y otros comentan que el Mercurio se evapora y el cuerpo lo absorbe. Sin embargo la organización mundial de la salud, O.M.S considera que la sustitución no es necesaria. Obviamente si estos empastes o cualquier otro tipo de empastes antiguos o puestos recientemente su odontólogo de confianza considera, tras la exploración y posible radiografía del mismo que se debe sustituir, le aconsejará el hacerlo.
Una vez retirado con cuidado el empaste antiguo con instrumental rotatorio, aislamiento del campo, y doble aspiración, se repondrá una nueva obturación, que su odontólogo decidirá si es un empaste de composite, una corona de porcelana, una incrustación o Inlay.

Si tiene alguna duda en la Clínica Indenta nuestro equipo de odontólogos y estomatólogos estaremos encantados de aconsejarle, y le indicaremos la mejor solución a cada caso.